domingo, 18 de febrero de 2018

EL UNIVERSO COMO UNA ENTIDAD RÍTMICA.



Sabemos que en principio la creación es un patrón de vibraciones, que todo se está moviendo a ciertos ritmos dentro de un gran y único ritmo que los incluye a todos, esto es verdad en los sistemas solares en el espacio y es también verdad en los jardines de niños en la Tierra. Es parte de la vida que todo crece paso a paso mediante una octava de vibraciones – Manly P. Hall.

Los antiguos concibieron al tiempo esencialmente como un ritmo, un compás echado a andar por la causa primera del cosmos. Estar en armonía con este ritmo primigenio era la forma suprema de asegurar la salud, la felicidad y la virtud. En todas partes observaron este ritmo: en el movimiento de los astros, en las estaciones en la Tierra, en las mareas, en el crecimiento de las plantas, en el movimiento de los animales, en su respiración, en su corazón.

Filósofos como Pitágoras o los antiguos sabios de la India fueron más lejos incluso y creyeron comprender que todas las cosas no son más que la expresión material de un ritmo, de un patrón, de un número que constituye su esencia. De aquella primera emanación que en Grecia fue llamada el Logos y que en la India conocen como Om, de aquel primer disparo de luz o sonido en el espacio se desdoblan todos los objetos y fenómenos que no son más que reverberaciones, ecos y reflejos de una energía creativa que todo lo permea.



Los planetas y las estrellas son esencialmente organismos regidos por un ritmo y desde la Tierra estos ritmos pueden sintonizarse, como es el caso evidente de la Luna, la cual tiene claros efectos de sincronización con la menstruación y que desde tiempos inmemoriales ha sido usada también en la agricultura.

El ciclo solar de 24 horas en la Tierra, con el cual hemos evolucionado como planeta por 4 mil millones de años, es responsable de los ritmos circadianos. A través de la luz que recibimos, de su frecuencia, células fotoreceptoras envían información a la glándula pineal, donde la luz se transforma en importantes hormonas como la melatonina, la cuales intervienen en la regulación del sueño y el sistema inmune. En la glándula pineal se produce también el DMT (el poderoso psicodélico llamado la “molécula del espíritu”). Asimismo, en el hipotálamo, el núcleo supraquiasmático coordina diferentes ritmos corporales, sincronizando oscilaciones de diferentes sistemas, como una especie de conductor de una orquesta de fases y ciclos hormonales, y el cual tiene como “combustible” la luz solar.

El ciclo sinódico de Venus, sus movimientos en consonancia con la Tierra, forman un precioso pentagrama, también descrito como la rosa de Venus. Sobre la relación entre el cielo y el cuerpo humano o entre el marcocosmos y el micrcosmos, el presidente del Instituto mexicano daoísta para la salud, maestro de qi gong y monje daoísta, Hervé Louchouarn, señala en un ensayo sobre la sabiduría Quanzhen:

La evolución de la conciencia del ser humano a través del tiempo, sigue un movimiento cíclico similar al de una espiral; de acuerdo al lugar que ocupa en el espacio, recibiendo energías que hacen que su entorno reaccione, cambiando sus referencias y debilitando su esencia vital. Por la misma razón, su estado de animo, su evolución psíquica y todo su ser reaccionan a estos cambios que perturban su conciencia. Desde hace miles de años, muchas culturas han estudiado las reacciones del hombre ante los cambios de su entorno. Las sociedades antiguas relacionan los eventos cósmicos con las variaciones que ocurrieron en la Tierra. Respetaban e incluso adoraban a las estrellas, que dictaban las leyes de la naturaleza.

Una de las formas en la que se puede vigilar cómo se imprime la energía del cosmos en el ser humano es fundamentalmente a través de la observación de la respiración. Son innumerables las culturas las que relacionan el aire o aliento con el espíritu o el alma (la etimología nos dice mucho en este aspecto: espíritu tiene la misma raíz que respiración) y los filósofos antiguos creyeron ver un movimiento universal en el proceso respiratorio, lo que los alquimistas llamaron el solve et coagula y que en el hinduismo se ha equiparado con el proceso de manifestación del universo (el manvantara o Día Brahma) y la reabsorción (el pralaya o noche de Brahma), un eterno ciclo en el cual el universo es emanado cuando la divinidad exhala y es destruido y reintegrado en el seno (o en el sueño) divino cuando inhala.

Nos dice Roberto Calasso que el equivalente a la expiración y la inspiración puede observarse en todo los procesos del cosmos y en los actos humanos “[están implícitos] en unos pocos actos comunes a todos: el despertar, la respiración, el sueño, el coito”…”la alternancia de dos gestos: dispersar y recolectar”, gestos que están presentes “inevitable e inmediatamente concebidos como la respiración, sístole y diástole, el solve et coagula de la alquimia”.

Es fácil observar que cuando hemos perdido nuestro ritmo, cuando nos hemos desfasado o cuando perdemos el control de nuestra mente, la respiración se altera, generalmente se hace rápida y poco profunda. Por ellos los antiguos textos budistas se refieren a la respiración como la correa o el lazo del elefante (o del toro, a veces varía la metáfora), con lo que se refieren a la mente que puede ser como un destructivo animal salvaje si no se logra controlar pero que es domesticado por el ritmo y la atención.

En el hinduismo se dice que la sílaba Om es el sonido de la creación y representa una forma de sintonizar la creatividad cósmica que ocurre en un perpetuo presente. En esta vibración, que es en cierta forma el principio de todas las vibraciones y que persiste en cada una de ellas, se revela el origen como presencia. En términos de Jean Gebser “un origen siempre presente”, que es “la esencia que está detrás y que subyace a la conciencia”. Y de hecho es imposible entrar en ritmo si uno no está en el presente, el ritmo no es algo que pueda hacerse conciencia más que como presencia. Lo cual nos remite al shivaísmo tántrico, donde se dice que el espacio es el aliento de Shiva y que el corazón es el latido de su tambor (la vibración microcósmica). Shiva es la la divinidad que encarna el arquetipo de la vibración, el primer yogi, representado con las serpientes y el tambor y cuya característica principal, su tattva es cit śakti, la conciencia, una “quietud dinámica”. Es de notarse que la conciencia ha sido entendida por esta corriente tántrica esencialmente como una vibración difundida por todo el espacio, es decir todo es conciencia, todo es vibración.

Quizás nadie, al menos no en Occidente, entendió de manera tan integral la noción de que todas las cosas se mueven a un cierto ritmo y que la realidad en su constitución básica es número y vibración como Pitágoras. En su libro sobre el sabio de Samos, José Vasconcelos nos dice que la escuela pitagórica recordaba a su maestro con este juramento: “Juro por quien reveló a los hombres la tetrarquía sagrada [el tetraktys], la causa y la raíz del fluir perpetuo de la naturaleza”. Es decir, del patrón numérico se produce el movimiento y el orden del cosmos en correspondencia armónica. El principio creativo se imprime en la masa informe o en el espacio a través del número, el cual es garante y depósito inextinguible de su arquetipo. Vasconcelos añade que “el universo entero” es “la obra multiforme de la energía”, una energía que por supuesto oscila conforme a un patrón matemático y que quizás la mejor forma de visualizarla es como una onda. Aprendemos de Pitágoras que:

El universo infinito está compuesto de partes que se mueven según ritmos uniformes. Cada cuerpo, al vibrar en el espacio, emite un sonido, más o menos agudo, según las velocidades que lleva; la ley del movimiento en el cosmos es la misma que la de los sonidos en la escala musical. En el cielo, los astros son como notas de la octava; al girar en sus órbitas, producen un agrandado concierto.

Esto a algunos les podría parecer una interpretación demasiado holgada de los principios de la física, pero recordemos que Kepler descubrió las órbitas elípticas de los planetas justamente basándose en el concepto de la armonía de las esferas de Pitágoras. Platón, el más ilustre de los pitagóricos, nos dice en el mito de Er al final de La República que el cosmos está sujeto por la ley de la Necesidad, la diosa Ananké, a quien incluso los dioses se someten y quien teje con su huso la espira de las ocho esferas (los siete planetas y las estrellas fijas), las cuales hacen del destino una armonía:



En el centro de la luz vieron los extremos de las cadenas, extendidos desde el cielo; pues la luz era el cinturón del cielo, algo así como las sogas de las trirremes, y de este modo sujetaba la bóveda en rotación. Desde los extremos se extendía el huso de la Necesidad, a través de la cual giraban las esferas, […]. Y había tres mujeres sentadas en círculo a intervalos iguales, cada una en su trono; eran las Parcas, hijas de la Necesidad, vestidas de blanco y con guirnaldas en la cabeza, a saber, Láquesis, Cloto y Atropo, y cantaban en armonía con las sirenas: Láquesis las cosas pasadas, Cloto las presentes y Atropo las futuras.

Platón, en el Timeo, nos dice que el alma humana es una fórmula matemática que refleja el mismo patrón que los astros y que todas las cosas están hechas de formas geométricas. Podemos entender el alma como un ritmo y la salud en su aspecto psicoespiritual como una armonía, una concordia entre nuestros actos y pensamientos y las leyes de la naturaleza. Nos dice el filósofo Manly P. Hall, a partir de sus lecturas de la medicina de Paracelso, que la enfermedad no es más que una falta de ritmo o rima con el flujo de la naturaleza, una desobediencia de la ley eterna de la cual el cosmos no es más que la aplicación visible. Hall sugiere que podemos utilizar las artes para entrar en ritmo con el cosmos y establecer un estado de salud integral:

La pintura al expresar las realidades cósmicas en color, proporción y dinámica, lleva un ministerio de exactitud matemática a nuestra alma… la gran música nos eleva a los principios armónicos que gobiernan todas las cosas.

La terapia exacta de la poesía yace en la combinación de la métrica y del significado; hay un significado peculiar a la métrica y una métrica peculiar al significado. Cuando éstos se unen se produce un efecto terapéutico, un mensaje mental emocional y psíquico… el resultado total de esto es la experiencia inmediata del estímulo de los valores de la conciencia.

Esta medicina artística parece operar a través de un efecto de retroalimentación de los ritmos naturales del alma humana que encuentra en la experiencia estética un liberador espejo. Así tenemos que los pitagóricos desarrollaron una medicina basada en el ritmo. Nos dice Jámblico en su biografía de Pitágoras:

Concibiendo que la primera atención que debía ser brindada a los hombres, es aquella que ocurre a través de los sentidos; como cuando uno percibe figuras y formas bellas, o escucha melodías y ritmos bellos, [Pitágoras] estableció que el primer conocimiento es aquel que subsiste a través de la música, y también a través de ciertos ritmos y melodías, con los que los remedios de varias conductas y pasiones humanas se obtienen, en conjunto con aquellas armonías de las facultades del alma que ya poseían.

El médico, sacerdote y astrólogo Marsilio Ficino, el gran traductor de Platón en el Renacimiento, continuó la terapia musical pitagórica y concluyó que la música era de hecho un nutrimento esencial para el alma, de la misma forma que la comida lo es para el cuerpo. Ficino, en su sistema de correspondencias, estableció que todos los sonidos, colores o tonos tienen una cierta ascendencia y pueden utilizarse para tratar males particulares: una música solar o jovial puede tratar la depresión, por ejemplo, pero también una imagen o un olor pueden hacerlo, por el mecanismo unitario de este ritmo o tono que produce un mismo efecto por diferentes medios y lleva al alma a una armonía. Así un girasol no es más que la vibración del Sol coagulado, en la forma, el color y en la esencia de una flor está el “espíritu” de la estrella.-.

Alejandro Mar G.-
https://consejosdelconejo.com.

EL DRAGÓN DE LOS CELOS. Por MIguel Ángel Calle




(Mi amado hermano Miguel Ángel era, además de un exquisito poeta y un magnífico rapsoda, un escritor de gran hondura, pues era un hombre con una gran sensibilidad y una extraordinaria cultura. Era el mejor amigo de sus amigos que he conocido, leal hasta donde más no cabe. Como escribió en la prensa Jesús Fonseca, tras su muete, "pasó por la vida haciendo el bien". Y Publicó dos libros: "Cartas desde el Alma" y "La Senda del Bienestar", en el que yo también intervengo con algunos capítulos. y que ha sido reeditado con el título de "Cambiando tus zonas erróneas" (Editorial Ela). Miguel Ángel era un profundo conocedor del alma humana y de los estados anímicos. He aquí una descripción magistral de ese demonio que son los celos):

" Como dijo Honorato de Balzac: "Ser celoso es el colmo del egoísmo, del amor propio desvirtuado, es la iritación de la falsa vanidad. La palabra celos no deja impasible a nadie. A nadie deja indiferente. En los celos no puede haber indiferencia "Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, que tenerla es señal de vida, pero de vida enferma y mal dispuesta" (Cervantes). Los celos se pueden definir como un estado afectivo ambivalente, caracterizado por el temor a perder la estima de la persona deseada. Psicológicamente existe un recelo enorme a que la situación de cariño o de bien, llamémosla especial, llegue a ser alcanzada por otro individuo. Entonces surgirán las preguntas de los que tienen celos: ¿qué pasa ahora conmigo?, ¿dónde me sitúo?, ¿qué soy yo?, ¿cómo me han podido hacer esto?, ¿puedo consentir esta injusticia y que se hayan reído de mí? Y la acttitud del celoso se convierte en una venganza que suele ser mental, con un gran charloteo de la mente, y un marcado sentido de la planificación, siempre vengativa hacia el sujeto que ha interferido. Hay ocasiones, las más peligrosas, en las que el celoso actúan de forma violenta, como desgraciadamente estamos viendo en últimos sucesos, y el celoso confunde el honor, e incluso el prestigio o valor personal, con la ruptura que se produce en la sociedad con nuestros semejantes. Ello crea una inseguridad que se transforma en un síntoma de paranoia en los casos más agudos, con el riesgo que ello conlleva. No nos resignamos a no ser lo que habíamos sido hasta ese instante; a que nos sustituyan, a que nos dejen, a que nos abandonen a otra suerte o situación. Molesta a nuestro ego que no nos hayan consultado, ni medido nuestros sentimientos, nuestros proyectos, nuestras esperanza o nuestras expectativas. Han pasado pagina.

"Para Kinenber nuestra reacción celosa no deja de ser un acto cultural, que nos han enseñado las distintas sociedades desde niños. Sin embargo, para el psicólogo y sociólogo Linton, los comportamientos celosos son algo innato en el ser humano. Inseguridad, muchas carencias afectivas, conflictos sin resolver, ambivalencias neuróticas, falta de genuina autovaloración y mucho más hay detrás de ese dragón que son los celos y que hacen la vida imposible a la persona celosa y a la persona celada. Pero en la media en que comprendemos que ninguna persona es un artículo de nuestra propiedad y aprendemos a tolerar y respetar, y nos adiestramos en el desapego y discernimos que todo es transitorio y nadie nos pertenece, entonces empezamos a superar la tendencia a los celos y a poner a los demás, en lugar de grilletes, alas de libertad".

MIGUEL ÁNGEL CALLE


Los Límites Mentales y el estilo emocional. Por Marta Guerri




Cada persona procesa sus sentimientos en formas diferentes, y es que nuestro estilo emocional es un aspecto fundamental de lo que somos.


Estilo emocional y salud

Nuestro estilo emocional afecta a algo más que la visión subjetiva y personal que hacemos de la vida, ya que tiene la capacidad de afectar a nuestro bienestar y saludfísica, además de psicológica. A estas alturas ya se sabe que numerosas enfermedades crónicas no son únicamente el resultado de causas externas, sino que tienen sus raíces en nuestra biología emocional.

El vínculo que existe entre nuestro tipo emocional y la salud explica por qué la medicina moderna (que considera un tratamiento "igual para todos") a menudo no logra tratar con éxito el dolor crónico y la enfermedad.

Examinando la interacción de las emociones, enfermedades crónicas y el dolor, y el éxito del tratamiento, Michael Jawer y el Dr. Marc Micozzi revelan cómo las condiciones crónicas están intrínsecamente vinculadas a ciertos tipos emocionales y de cómo estas dolencias se tratan mejor mediante la elección de una terapia de curación de acuerdo con su tipo.

Las 12 enfermedades crónicas más comunes se pueden vincular a los lazos emocionales que generamos:

Asma
Alergias
Fatiga crónica
Depresión
Fibromialgia
Hipertensión
Síndrome del intestino irritable
Migrañas
Estrés postraumático trastorno
Psoriasis
Artritis reumatoide
Úlceras

Estos autores crearon una prueba de estilo emocional que les permitía identificar nuestro tipo emocional, así como las enfermedades a las que uno es más susceptible.

Extendiendo esta conexión entre la mente y el cuerpo, aconsejaron 7 terapias curativas alternativas a la farmacológica más tradicional:

¿Qué son los Límites Mentales?


El concepto de Límite Mental se refiere a un rasgo de personalidad relacionado con el grado de separación ("grosor") o conexión ("delgadez") entre las funciones mentales y los procesos.

Los límites delgados se asocian con un tipo de mente abierta pero a la vez sensible, vulnerable, creativa y con capacidad artística. Las personas con límites delgados tienden a confundir la fantasía y la realidad, así como a tener un sentido fluido de identidad, por lo que tienden a fusionarse o perderse en sus relaciones con los demás.

Las personas con límites gruesos diferencian mucho más claramente entre realidad y fantasía, ponen mucha más distancia emocional entre uno mismo y el otro, y tienden a preferir estructuras sociales bien definidas.
La energía de las emociones
Nuestros sentimientos son dinámicos y enérgicos.

Imagina un momento en que te sentiste frustrado o enfadado e impulsivamente golpeaste una pared o algún mueble. O piensa en cómo haces para “descargarte” cuando estás preocupado por un ser querido, por el trabajo o por tu salud. Es posible que llores, grites, te enfades, o por el contrario que una buena carcajada te ofrezca esa ansiada liberación emocional.
La cantidad de energía implicada puede ser inmensa.

Podríamos imaginar a uno de nuestras más hermosas emociones como la alegría, como una radiación de energía feliz, que se expande hacia el mundo, y uno de nuestros peores sentimientos como la desesperación, como una inhibición de la energía que el individuo retrocede en él o ella. Esa sensación de movimiento se refleja en la palabra "emoción" en sí misma, que viene del latín emovere, que significa "pasar de" o " salir de".
Este movimiento se caracteriza por cambios en la actividad dentro de nuestros cuerpos.

Cambios en el perfil químico del cuerpo... cambios en los órganos... cambios en el grado de contracciones musculares... y cambios en nuestros circuitos neuronales. En suma, el cambio connota movimiento, y el movimiento connota energía.

Mientras que utilizamos calorías para medir la ingesta y el gasto de energía física, no existe una manera "científica" actualmente aceptada para delinear la energía emocional. Sin embargo, un intento de capturar esto lingüísticamente ha sido intentado por muchas culturas y filosofías, vinculado a los conceptos de salud y curación.

Los hindúes llaman a energía corpórea prana, los chinos la conocen como qi. Freud encontró algo que llamó la libido y, al mismo tiempo, que Freud, un filósofo francés llamado Henri Bergson llamó élan vitale, o "fuerza vital".

Cualquiera que sea la forma en que elegimos llamarlo, parece proteger a las personas contra los efectos debilitantes del estrés.


El flujo de sensaciones o sentimientos

Un símil sería pensar que los sentimientos son como el agua.

Imagina cualquier sentimiento dado como un flujo de agua fresca y limpia, y ondulante a través del cuerpo, en movimiento continuo.

En las personas cuyos límites son más delgados, el flujo es más rápido y más directo. Las personas que tienen límites más anchos, el flujo es más lento y menos directo. Recuerda, sin embargo, que cada uno de nosotros es en cierta medida psicosomático, es decir, nuestras mentes y nuestros cuerpos funcionan como uno solo.


Dadas las diferencias inherentes en el tipo de límite, podemos imaginar que la corriente de sentimientos serpentean por diferentes lugares, y causan efectos diferentes de persona a persona. En una persona, puede acumularse en un lugar en particular, en un meandro del río, mientras que en otra podrá bajar libremente en cascada. En una tercera persona, el flujo puede ser reprimido o retenido.
Una persona con una frontera delgada, sobre todo, parecerá estar muy sensible, reactiva, incluso "frívola", porque sus sentimientos fluyen rápidamente por el organismo. Una persona de frontera especialmente gruesa, por el contrario, parece distantes, imperturbables, incluso "aburridos" porque sus sentimientos proceden más lentamente.

Y mientras que algunos sentimientos suelen registrarse en nuestra conciencia, otros - el tipo más intensivo o amenazante - pueden ser dejados de lado, reprimidos o negados.


El concepto de límites según Ernest Hartmann


Debido a que estamos limitados dentro de nuestro cuerpo, somos capaces de tener distintas mentes y personalidades.

El concepto de Límites, desarrollado por Ernest Hartmann, M.D., de la Universidad de Tufts, es una manera muy útil de ver las diferencias de personalidad y comprender por qué una persona puede desarrollar una enfermedad crónica que es claramente diferente de las otras.

Los límites son más que una medida de introversión o extroversión de una mente abierta o cerrada, simpatía u hostilidad, o cualquier otro rasgo de la personalidad.

Los límites son una forma de evaluar la forma característica en que una persona se ve a sí misma y la manera en que opera en el mundo sobre la base de cómo esa persona se encarga de la energía de los sentimientos.

¿Hasta qué punto los estímulos se "dejan entrar" o "se mantienen fuera"? ¿Cómo son procesados internamente los sentimientos de una persona? Los límites son una manera fresca y única de evaluar cómo funcionamos.

Según Hartmann, cada uno de nosotros puede ser caracterizado por un espectro de límites desde "gruesos" hasta "delgados".

Según sus palabras:


Hay personas que nos parecen muy sólidas y bien organizadas, mantienen todo en su lugar. Están bien defendidas. Parecen rígidas, incluso inflexibles, a veces hablamos de ellos como que son de "piel gruesa". Estas personas, en mi opinión, tienen límites muy gruesos.
En el otro extremo están las personas que son especialmente sensibles, abiertas, o vulnerables. En sus mentes, las cosas son relativamente fluidas... Estas personas tienen límites particularmente delgados.

Hartmann llegó por primera vez a esta concepción de una manera interesante.

En la década de 1980, él estaba estudiando a las personas que tenían pesadillas y se dio cuenta de que algunas también podían recuperar fácilmente otros sueños vívidos, sensaciones, olores… incluso si no se calificaban como pesadillas. Estas personas le parecían a él especialmente "sensibles", "vulnerables" o "imaginativas", en contraste con otras personas que parecían como más "sólidas", "estoicas" o "perseverantes".

Sospechó que existen diferencias reales entre el cerebro y el cuerpo de las personas de límites delgados y gruesos, y desarrolló un cuestionario para obtener una visión más clara.

Desde 1980, al menos 5,000 personas han realizado el Cuestionario de Límites de Hartmann (BQ) y más de 100 artículos publicados lo han referenciado. Las puntuaciones en el BQ se distribuyen en todo el espectro de las fronteras en una curva en forma de campana de Gauss.

Las mujeres tienden a puntuar significativamente más delgado que los hombres, y las personas mayores tienden a obtener una puntuación algo más gruesa que las personas más jóvenes.

Te puede interesar: Empatía: diferencias entre hombres y mujeres


Fronteras Delgadas y Gruesas

La evidencia demuestra que las personas con límites más delgados son muy sensiblesen una variedad de formas y desde una edad temprana:
Reaccionan más fuertemente que otros individuos a los estímulos sensoriales y pueden llegar a agitarse debido a luces brillantes, sonidos fuertes, olores, gustos particulares o texturas.
Responden con más fuerza al dolor físico y emocional en sí mismos y en los demás.
Pueden llegar a estar estresadas ​​o fatigadas debido a una sobrecarga de información sensorial o emocional.
Son más alérgicas y sus sistemas inmunes son aparentemente más reactivos.
Se sienten más profundamente afectadas (o recuerdan haber sido más profundamente afectadas) por los acontecimientos de la infancia.

En pocas palabras, las personas de fronteras muy delgadas son como antenas andantes, cuyos cuerpos y cerebros enteros parecen preparados para darse cuenta de lo que está pasando en su entorno e interiorizarlo.

Las enfermedades crónicas que estas personas desarrollan reflejarán este estilo "hiper" de sentimiento.

Las personas con límites más gruesos, por otra parte, son descritas como estólidos, rígidos, implacables o de piel gruesa:
Tienden a dejar de lado el malestar emocional en favor de simplemente "manejar" la situación y mantener una actitud calmada. En la práctica, suprimen o niegan los sentimientos fuertes.


Podrían experimentar una sensación permanente de hastío, de vacío y
Los experimentos muestran, sin embargo, que la gente de límites gruesos en realidad no es que sientan menos. Los indicadores corporales (por ejemplo, la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el flujo sanguíneo, la temperatura de la mano, tensión muscular) muestran su considerable agitación pese a las afirmaciones superficiales de ser imperturbables.

En resumen, la gente de límites más gruesos no captan la misma cantidad de su entorno y son mucho más lentos en reconocer lo que están sintiendo. Sin embargo, se ven afectados tanto como las personas de límites delgados por lo que está sucediendo en su interior.

Las diferencias en última instancia, según Ernest Hartmann, se manifestarán en los diferentes tipos de enfermedades crónicas.

Blog de Psicoactiva


sábado, 17 de febrero de 2018

QUIEN TE QUIERE BIEN TE LLENARÁ DE PAZ Y NO DE DUDAS



Ciertamente solo nosotros somos responsables de lo que sentimos, de lo que albergamos en nuestra mente y en nuestro corazón. Sin embargo, cuando hablamos de relaciones sentimentales, por lo general las acciones y omisiones del otro influyen de manera directa en nosotros, haciendo de nuestras vidas algo más sencillo o algo más complicado.

Por lo general cuando queremos a alguien, cuando nos interesa la presencia de esa persona cerca, solemos procurar que en lo que a nosotros respecta, podamos proveerle paz, tranquilidad, seguridad. Buscamos las formas de que nuestro afecto se sienta y que no haya espacio para los malos entendidos, para las dudas, para interrogantes que pongan en tela de juicio nuestro interés o nuestro comportamiento.

Esto ocurre sencillamente porque entendemos que la mejor relación se construye sobre las bases de la confianza, que no hay nada más efectivo para deteriorar un vínculo que situaciones que no tienen respuesta, que no tienen explicaciones, que encierran silencios sospechosos, conductas evasivas y evidencian una mentira de fondo.



Hay personas que están acostumbradas a sembrar dudas en sus relaciones, como si fuese un ingrediente imprescindible para mantener un vínculo y esto puede tener varias interpretaciones:

Son personas egoístas: A quienes solo les importa el beneficio que puedan obtener de un nexo, sin importarle los efectos negativos que su comportamiento pueda generar en quienes le aprecian.

Se alimentan de la adrenalina propia de estar haciendo algo indebido: La emoción que les causa una situación en donde puedan ser descubiertos, los llena de vitalidad y hasta disfrutan las situaciones que amenazan sus relaciones.

No se comprometen con nada ni nadie: Su único compromiso es con ellos mismos, los demás deben aceptarlos como son, aunque esto les cueste su tranquilidad.

Tienen miedo a dejar pasar oportunidades: Pueden sentir como que tienen que experimentarlo todo, no dejar pasar nada, que si una ventana se abre deben salir corriendo a ver hacia donde da.

Este tipo de personas suele subestimar el coeficiente intelectual de quienes están con ellas, asumiendo que sus acciones no dejan ningún tipo de evidencias y que son las estrellas de experiencias encubiertas.

Vincularse con una persona que no genere paz y tranquilidad, que no ofrezca seguridad, sino por el contrario nos llene la mente de dudas, que nos haga sentir burlados o estafados, no trae otro beneficio sino la oportunidad de revisar qué es lo que estamos atrayendo a nuestras vidas y su correspondiente porqué.

Todos merecemos relacionarnos con quien pueda sumar a nuestras vidas cosas especiales, sonrisas, momentos amenos, apoyo, reconocimiento, pero sobre todas las cosas, que nos haga sentir únicos y especiales, que nos cuide y nos valore y que son deje claro que es capaz de dejar pasar cualquier otra oportunidad con tal de no hacernos daño, de no perdernos… Cosa que termina siendo el resultado de la mayoría de las personas que se especializan en sembrar dudas en sus relaciones.

Recuerda siempre que si alguien te engaña, no es tu culpa, pero tú no puedes permitirte ponerte una venda en los ojos por no querer afrontar una realidad. No se trata de vivir paranoico, se trata de evaluar todas las entradas, las variables y estar atentos a las señales.


-Sara Tibet-
https://consejosdelconejo.com


Por qué es importante no dejar las cosas sin terminar



Dejar las cosas sin terminar va más allá de un simple descuido o de una ligereza sin importancia. Desde el punto de vista psicológico, esto constituye un síntoma que no se debe pasar por alto. Particularmente en los casos en los que no se trata de algo ocasional, sino sistemático.

Al dejar las cosas sin terminar vamos acumulando angustia. Cada tarea o compromiso que se deja a medias es un ciclo que queda abierto. Y en tanto queda abierto, sigue gravitando sobre tu vida, aunque no te des cuenta de ello. Sientes el peso emocional del desorden, aunque no lo percibas concretamente. Experimentas también la angustia sorda que se presenta súbitamente, con frecuencia. Te llenas de malestar, en una palabra.

Las razones para dejar las cosas sin terminar pueden ser muchas. A veces influyen algunas circunstancias externas, pero en la mayoría de las ocasiones tiene que ver con nosotros mismos. No concluimos porque hay algo que se interpone, alguna realidad que estamos eludiendo. Profundicemos.
Las razones para dejar las cosas sin terminar

En nuestras vidas hay grandes y pequeños objetivos, así como grandes y pequeñas tareas. Lo que ocurre en quienes optan por dejar las cosas sin terminar es una ruptura entre objetivos y tareas. Se tiene el propósito de hacer algo, pero este no llega a convertirse en una acción concreta para lograrlo.



Las razones para que esto suceda son muchas. Sin embargo, hay algunas que tienen gran relevancia. Estas son:

Baja autoestima. Cuando no hay suficiente amor propio, se piensa que lo que se hace tiene poco valor. Que da igual hacerlo o no. Existe la percepción que dejar de hacer una tarea no marcará ninguna diferencia.


Sentimiento de fracaso. Toma la forma de no lograr definir un “para qué”. Como si ya todo estuviera perdido y ningún esfuerzo valiera la pena. Es una de las facetas de la depresión.


Sentimiento de inutilidad. Hay quien piensa que es mejor dejar las cosas sin terminar porque al final se harán mal. Hay temor por el resultado. Por lo tanto, dejar todo inacabado evita confrontarse con las propias limitaciones, sean estas reales o imaginarias


Distracción. Esta aparece cuando hay otro u otros aspectos que absorben por completo la atención, el interés o la energía mental disponible. Por lo tanto, no hay disponibilidad para dedicarse a otra tarea. Y si se hace, se realiza a medias
Sobrecarga. Cuando hay más compromisos que tiempo para cumplirlos, es usual que se deje todo a medio hacer
Las consecuencias de dejar las cosas sin terminar

Como vemos, dejar las cosas sin terminar da origen a múltiples consecuencias negativas. Básicamente, introduce una sensación de angustia que puede tornarse creciente e invasiva. También, por supuesto, termina incidiendo en la autoestima y la autovaloración.



Las principales consecuencias de dejar las cosas sin terminar son:


Favorece la aparición de estrés constante.


Genera una sensación de estancamiento. Es como si te mantuvieras en el mismo punto y no lograras avanzar. Nunca se puede poner el visto bueno a ninguna tarea para continuar con la siguiente.


Afecta la productividad. Será muy difícil alcanzar objetivos importantes si todo se deja a medias. Esto nos vuelve ineficientes, al tiempo que gastamos energías permanentemente.


Dispersa la atención. Al no lograr cerrar los ciclos de cada tarea, tu mente va a estar pensando en varias cosas al mismo tiempo. Las tareas sin terminar, el tiempo que te hace falta para lograrlo, etc.


Impide iniciar nuevos proyectos. No se siente esa libertad para comenzar algo nuevo.


¿Cómo solucionarlo?

Dejar las cosas sin terminar es un problema que se debe resolver en dos niveles. El primero de ellos tiene que ver con la ruptura del hábito. Esto comienza siendo un acto más o menos inconsciente y termina convirtiéndose en costumbre.

Lo que se debe hacer es llevar a cabo tres acciones básicas. Lo primero es hacer una planificación realista, fijándonos objetivos que sean verdaderamente alcanzables. Lo segundo es dividir las tareas en pasos y llevar a cabo uno. Lo tercero es aprender a introducir pausas activas. Esto es, momentos de descanso limitados para recuperar fuerzas y seguir adelante.


De otro lado, el problema debe solucionarse en un plano más profundo. Es posible que estés haciendo algo que detestas y te sientes atrapado. O que tengas un sentimiento de incompetencia que te invade. También es posible que detrás de todo esto haya una depresión en ciernes. Cualquiera que sea el caso, se debe explorar a fondo.

LA MENTE ES MARAVILLOSA

http://www.reflexiones.life


DESCUBRE LA TÉCNICA DE MANIPULACIÓN MAS COMÚN…!!!QUE NADIE TE ENGAÑE!!!




Vivir con una pareja controladora o abusiva es confuso y agotador. Te culpan por cosas que no fueron tu culpa, o que ni siquiera hiciste, y te aíslas de tus amigos y familiares para mantener feliz al abusador.

La forma en que ves el mundo también puede cambiar completamente, porque podría ser peligroso para ti saber la verdad.

Lisa Aronson Fontes, investigadora de psicología en la Universidad de Massachusetts Amherst y autora de “Invisible Chains: Overcoming Coercive Control in Your Intimate Relationship”, le dijo a Business Insider que la palabra para esto es “perspecticidio”.

Ella dijo que la palabra, que básicamente significa “la incapacidad de saber lo que sabes”, se utilizó por primera vez en la literatura sobre el lavado de cerebro de los prisioneros de guerra, y también se aplicó para las personas en los cultos.

“En una relación abusiva o de control, con el tiempo la pareja dominante cambia la forma en que piensa la víctima”, dijo Fontes. “El abusador define qué es el amor. El abusador define lo que es apropiado en términos de supervisar al compañero. El abusador define qué es lo que está mal con la víctima, y qué necesita hacer para cambiarlo”.

Con el tiempo, la víctima (o sobreviviente, si ese es tu término preferido) pierde sentido de cuáles eran sus propias ideas, metas y pensamientos. En cambio, comienzan a tomar los de su pareja dominante.

“A través de perspecticidio, las personas renuncian a sus propias opiniones, afiliaciones religiosas, amigos, metas en la vida, etc.”, dijo Fontes. “No estoy hablando de la influencia mutua natural que ocurre en todas las relaciones íntimas; esto es mucho más nefasto y unilateral”.

Alguien puede caer en la trampa de un abusador de varias maneras, pero a menudo es a través del abuso psicológico, emocional o físico. Una vez que la víctima ha sido enganchada y atrapada, su pareja comienza a abatirla con comentarios despreciadores e insultos.

Sin embargo, a menudo pausan el abuso con períodos intermitentes de amabilidad y calidez. Esto significa que la víctima está unida-traumáticamente con su pareja, constantemente tratando de hacerlos felices, porque creen que merecen ser castigados si no lo hacen.

Las víctimas se convierten en prisioneros en sus propias vidas.
La pareja controladora podría cortarle recursos como el dinero y transporte, prácticamente manteniendo prisionera a la víctima. Al vivir con miedo, la víctima cambia la forma en que se ven a sí mismas y al mundo.

Fontes recordó varias historias de personas que habían sido controladas por sus parejas. Todos sus ejemplos eran de mujeres que estaban siendo abusadas, pero es importante notar que el abuso emocional, psicológico y físico puede ocurrirle a cualquiera.

Un hombre convenció a su esposa de que no podía tener su propio cepillo de dientes, porque las parejas casadas comparten estas cosas. Tampoco la dejó tener privacidad, ni siquiera le permitieron cerrar la puerta cuando ella estaba usando el baño.

Otro esposo durmió todo el día para poder mantener a su esposa despierta por la noche. Deliberadamente no la dejó dormir, controlando lo que comía y ocultó su medicación, lo que la debilitó físicamente. Eventualmente, ella incluso olvidó su edad porque todo, hasta la forma en que caminaba, era administrado por otra persona.

Otras historias involucraban a una mujer que creía que su pareja podía leer su mente, cuando en realidad la estaba espiando con cámaras en su casa y rastreadores en sus pertenencias. Otro hombre realmente le dijo a su esposa que había insertado un micrófono en sus empastes para controlar a dónde iba todo el día.

“En realidad la estaba monitoreando a través de otras rutas, pero ella creía lo que él decía, no tenía otra explicación de por qué sabía todo sobre sus días”, dijo Fontes. “Por supuesto, cualquiera a quien ella le dijo esto pensó que estaba loca. Esto la aisló aún más”.

Para la víctima, su vida se ve abrumada por preguntarse cómo apaciguar a su pareja controladora. Fontes dijo que incluso pueden experimentar signos físicos de estrés con el tiempo, como cambios a la hora de comer y dormir, dolores de cabeza o espalda y problemas digestivos, porque están demasiado preocupadas por la ira de su compañero.

“Una persona que está siendo controlada coercitivamente, incluso sin violencia física, no se siente libre de vivir su propia vida en sus propios términos”, dijo.

Si crees que puedes ser víctima de abuso de cualquier tipo, puedes hablar con tu médico de cabecera de confianza, o ponerte en contacto con organizaciones como Women’s Aid y Victim Support.

Fuente: este post proviene de businessinsider donde puedes consultar el contenido original.

http://www.comidaquesana.com


jueves, 15 de febrero de 2018

Autorregulación emocional para estar centrado en situaciones de conflicto.



Los beneficios que puedes obtener al gestionar tus emociones son numerosos, entre ellos cabe destacar la obtención de un mayor equilibrio emocional, lo cual es muy importante para una sana autoestima.


La autorregulación emocional es la capacidad de gestionar y reconducir las emociones de una forma armoniosa en situaciones de estrés, caos y conflicto.


El arte de equilibrarnos es una cuestión de sintonizar de nuevo con nuestro centro de quietud o poder interior.

El arte de equilibrarte es una cuestión de sintonizar de nuevo con tu centro de quietud o poder interior.

Recuerda que tú siempre tienes más poder que cualquier situación que pueda estar sucediendo en el exterior.

Sin embargo muchas veces no sabes conectar con este poder porque careces de los recursos o herramientas que rápidamente te pueden hacer estar en sintonía contigo mismo.

En este post te quiero compartir un protocolo extraído de mindfullness que aprendí en su momento y que a mi en lo personal me funciona.

Este protocolo puede ayudarte en situaciones de conflicto externo (e interno) que te produzcan un intenso malestar emocional.

De forma resumida voy a exponer un proceso que consiste en una serie de pasos sucesivos que te ayudarán a bajar tu activación emocional y establecer un dialogo más saludable contigo mismo con el fin de recuperar tu equilibrio interior.

Este protocolo está diseñado especialmente para situaciones de conflicto con otras personas pero seguro que lo puedes extrapolar a otro tipo de situaciones.

PROTOCOLO DE AUTORREGULACIÓN EMOCIONAL

1. RESPIRA

Si sé, esto suena muy básico, pero respirar con consciencia puede ayudarte mucho más de lo que te crees.

La respiración es un puente entre la mente y el cuerpo y puede ayudarte a bajar rápidamente tu nivel de intensidad emocional y por lo tanto a estar más centrado.

Cualquier palabra o acción que digamos después de respirar con consciencia va a tener un matiz más suave y armonioso.

Así que respirar es fundamental.

2. DATE ESPACIO

Es importante que te des espacio y retires de la situación conflictiva o estresante siempre que puedas.

Vete al baño, date un paseo, bebe agua…

Estas pequeñas acciones te ayudarán a oxigenarte y por lo tanto a estar menos reactivo.

Cuanto más espacio te das menos reactivo eres.

Hay situaciones en las que puede serte más complicado darte espacio, es decir, no siempre puedes retirarte o abandonar la situación aunque sea momentáneamente.

En estos casos solo queda respirar.

Cuando respiras con consciencia estás haciendo espacio en tu interior.

3. OBSERVA TUS EMOCIONES y PONLES NOMBRE

Observa que emociones estás sintiendo y pon nombre a cada una de ellas.

Para ayudarte en este proceso puedes ubicar las emociones en diferentes partes de tu cuerpo, por ejemplo siento mis brazos en tensión y mi ceño fruncido, estas sensaciones me indican que siento rabia.

4. FUSIONATE CON TUS EMOCIONES

Después de identificar la emoción o emociones que estás experimentando es importante que las aceptes.

Cuando rechazas, niegas o suprimes tus emociones como una forma de ejercer control sobre ellas te quedas más enganchado todavía ya que el control es una energía que sujeta.

Así que ya sabes, la aceptación es el paso fundamental para poder fluir con tus emociones.

5. OBSERVA Y MODIFICA TU DIALOGO INTERIOR

Observa tu diálogo interior, observa lo que te estás diciendo acerca de la situación y que estás pensando sobre ti mismo.

Cambia tu diálogo por otro que sea más amable.

6. ‎DES-APEGATE DE TUS EMOCIONES

Ahora toca volver a tus emociones.

Este es el momento para poner distancia des-identificándote de ellas.

Algo que puedes decirte es: “aunque tengo emociones, no soy mis emociones” .

Por último pon una intención de soltar.

7. ACTÚA DE FORMA REFLEXIVA

Después de realizar este proceso con sus diferentes pasos estarás en condiciones de actuar de una forma más armoniosa.

En algunas ocasiones la acción más acertada será no hacer nada.

Precisamente este protocolo te ayudará a agudizar tu intuición y darte espacio para saber cuando si o no es necesario una acción por tu parte.

¿Conocías este protocolo?
http://www.psicologiayconsciencia.com/

10 impresionantes trucos de psicología que harán tu vida más fácil.



Cada ser humano es un universo único, pero los psicólogos que tienen un buen ojo para los detalles siguen descubriendo nuevos patrones de comportamiento que se cree que están arraigados en nuestra infancia y pueden aplicarse a todos.

– Para averiguar si le gustas a persona, escoge una palabra y cada vez que él / ella utiliza esta palabra o frases sinónimo de la palabra, asiente y sonríe. Si él / ella hace lo mismo que tú, comienza a usar la palabra más seguido.Decidimos compartir estos útiles trucos de psicología; Tal vez afecten positivamente tus habilidades de comunicación y hagan tu vida más fácil de alguna manera.

– ¿Quieres que la gente tome en serio tus palabras? Cada vez que les digas algo, dile que tu padre te enseñó esto. La gente tiende a creer el consejo de los padres inherentemente.

– ¡Conviértete en el último campeón de piedra, papel, tijeras! Para ganar en el juego piedra, papel, tijeras, justo antes de jugarlo, hazle una pregunta al azar a tu oponente. La mayoría de las veces tu amigo confundido lanzará ‘tijeras’.

-Si quieres que la gente esté de acuerdo contigo, simplemente asiente con la cabeza mientras estés hablando. La señal de “asentir” significa que “todo lo que estoy diciendo es cierto”. Además, siguiendo los patrones de conducta social, la gente tiende a asentir.

-Si una canción está atrapada en tu cabeza y te encantaría olvidarla, trata de pensar en el final de la canción. Según el efecto Zeigarnik, nuestro cerebro tiende a recordar las cosas que hemos dejado sin terminar. Así que, si piensas en el final de la canción, serás capaz de sacarla de su cabeza.

– ¿Quieres que tus hijos coman brócoli? Adelante y pregúntales si quieren dos o cinco tallos de brócoli en lugar de preguntarles si quieren brócoli. Por lo tanto, has hecho que su mente acepte que hay brócoli para el almuerzo, sintiendo que realmente ellos han tomado su propia decisión. Puedes usar el mismo viejo truco en diferentes situaciones.

– Si tienes la sensación de que alguien te está mirando, solo bosteza y mira a tu alrededor. Si alguien te está acosando, también bostezarán, ya que el bostezo es altamente contagioso.

– Si sabes que vas a estrechar la mano con alguien, asegúrate de que tus manos estén lo suficientemente calientes. Las manos calientes promueven una atmósfera amistosa mientras que el apretón de manos frío accionará el efecto opuesto.

– Lo que tu amigo acaba de decir, parafraséalo y dilo de nuevo. La persona que habla contigo subconscientemente tendrá la sensación de que eres un oyente muy grande. Simplemente no vayas demasiado lejos parafraseando.

– Si quieres que alguien te ayude, comienza tu frase con las palabras “Necesito tu ayuda …” La gente odia sentirse culpable y es por eso que no podrán negarse a ayudar.


http://amosermujer.life

Estos son los primeros signos de depresión que muchos ignoran.


Los primeros síntomas de la depresión son a menudo poco visibles, por lo que la gente no presta atención especial a ellos, razón por la cual no es fácil diagnosticar la depresión.
Estos son los síntomas de depresión más comunes:


1. Tristeza, mal humor (durante todo el día, casi todos los días), o de mal humor y cascarrabias.

2. Ansiedad, nerviosismo, ataques repentinos de ansiedad y tristeza, miedo al futuro (miedo existencial) o sentimiento de miedo indefinido, la apartamiento y ausencia, reacio a estar acompañado.

3. Disminución de energía y fluctuaciones diarias en el nivel de energía (estas personas suelen tener más energía en la tarde.

4. Falta de concentración y memoria, mente ausente, confusión, indecisión.

5. Insomnio (dificultad para conciliar el sueño, despertarse durante la noche, despertarse temprano en la mañana, al menos 2 horas antes de la hora habitual, después de lo cual la persona ya no puede conciliar el sueño).

Debido a la reducción en el total de horas de sueño, muchos tratan de dormir durante el día. Estas personas a menudo se sienten mal por la mañana, justo después de despertar; están de mal humor, no pueden levantarse de la cama y experimentar.

6. Malos pensamientos y sentimiento de culpa exagerado. Ellos están preocupados por el pasado o problemas actuales (pensamientos obsesivos), cuestionan su comportamiento con otras personas en el pasado y se culpan a sí mismos excesivamente por descuidarse de los demás, así como por todas las cosas malas que les ha pasado en la vida.
Suelen tener un sentimiento de odio y tener un disgusto con sí mismos.

7. Sensación de pérdida (fracaso, pérdida de reputación y dinero, amor traicionado o muerte de un ser querido, y similares), lo que conduce a un sentimiento de inferioridad, pérdida de autoestima y confianza en sí mismo, acompañado con un miedo de abandono y pérdida de una persona.
Nota: Hay un sentimiento normal de pérdida, seguido por la tristeza, cuando se pierde a una persona cercana, dinero, reputación, salud, etc.

A diferencia de la sensación de pérdida en depresión, el duelo normal no se acompaña con ideas suicidas o sentimientos de profunda desesperanza e inutilidad, tristeza, y desaparece gradualmente después de un período más corto o más largo.
Por ejemplo, después de la muerte de una persona cercana, por lo general toma alrededor de un año para que alguien vuelva a su equilibrio psico-físico y sea capaz de reanudar una vida relativamente normal. Así que, si el dolor y el luto se extiende y se complica en diferente formas, en este caso, puede indicar una depresión.

8. Indiferencia, pérdida de interés, dificultad para disfrutar de todas, o casi todas las actividades, incapacidad para reír y lograr satisfacción en diferentes áreas de la vida, reducción del deseo sexual.

9. Sentimiento de desesperanza y debilidad, condición intermitente de estupor, mirada a un punto, falta de energía, hablar en voz baja (a veces casi en un susurro), cambios de humor frecuentes y violentos , sentimiento de soledad dolorosa, incluso en compañia de un ser querido.

10. Poco apetito o comer en exceso.

11. Sensación constante de fatiga y fatiga muscular rápida, debilidad y sensación de incapacidad para trabajar o realizar alguna actividad.

12. Letargo, casi todas las obligaciones parecen difíciles, pesimismo en todo lo que se relaciona con el futuro, abatimiento, preocupación por cosas sin importancia, hipersensibilidad, llanto, suspiro.

13. Pensamientos de que la vida es inútil, sobre la muerte y pensamientos suicidas. Estos pensamientos ocurren en aproximadamente el 60% de las personas con depresión (a menudo piensan en el reencuentro con sus seres queridos después de la muerte, o acerca de las reacciones de su familia a su muerte y similares).

14. Algunas personas, en vez de insomnio, duermen excesivamente(duermen 12 horas, o más, cada día)
Estos síntomas aparecen en diferentes combinaciones. Los síntomas posiblemente podrían indicar depresión solamente cuando duran más de dos semanas.

Algunas personas notan estos cambios en sí mismos, pero por lo general los niegan inicialmente y los reconocen después de algún tiempo. Muchos descuidan sus síntomas, o los asocian con ciertos eventos traumáticos en su vida. A veces la depresión puede esconderse detrás de cualquier interferencia física.

De hecho, algunas personas niegan sus síntomas psicológicos, y se quejan sólo por los síntomas físicos, que afectan con mayor frecuencia su sistema nervioso central, o su sistema cardiovascular, gastrointestinal y musculoesquelético.

Estos síntomas incluyen quejas de letargo, dolores de cabeza frecuentes, aumento del ritmo cardíaco, palpitaciones, sequedad de boca, náuseas, diarrea, dolor de estómago y cólicos, estreñimiento, dolor de espalda, sensación de presión o pesadez en el pecho, temblores y entumecimiento en algunas partes del cuerpo, con mayor frecuencia en los brazos y las piernas.

Las personas deprimidas pueden quejarse de otros problemas de salud física no definidos. Por lo general, la causa de estos problemas de salud no se puede determinar. Las mujeres a menudo experimentan ciclos menstruales irregulares.

Las personas que han mostrado los primeros síntomas de depresión no pueden notar cambios en sí mismos, pero la gente alrededor de ellos pueden notar algunos signos que indican depresión:

La persona está generalmente silenciosa, abatida, se mueve lentamente, responde preguntas después de un breve descanso; la persona es mayormente tranquila, monótona, y muchas veces da respuestas de una sola palabra
El individuo descuida la higiene personal y su apariencia
A menudo tiene una postura encorvada, estado de ánimo sombrío, y expresión facial triste

Adolescentes

Además de los síntomas mencionados anteriormente, hay muchos otros síntomas que podrían indicar depresión, incluyendo irritabilidad, cambios de humor, agitación, problemas en la escuela, absentismo escolar, conductas antisociales, promiscuidad, falta de higiene, aumento de la sensibilidad al rechazo y abuso de sustancias psicoactivas.

Fuente (traducido al español por EmpoderaSalud):http://www.healthandhealthyliving.com/these-are-the-first-signs-of-depression-that-everyone-ignores/


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


miércoles, 14 de febrero de 2018

Tu corazón es lo más precioso que tienes y es tu responsabilidad protegerlo.




La vida va a romper tu corazón, lo hará una y otra vez porque eso es sólo la vida. Lo que elijas hacer con tu angustia es tu decisión. La manera en que te enfrentas revela cómo te levantas de las cenizas, cómo lidias con el fracaso y cómo construyes lo que eres.

Tus sueños pueden romper tu corazón, tu pareja puede romper su corazón, tus amigos pueden romper tu corazón, tu familia puede romper tu corazón, las circunstancias incontrolables y los acontecimientos externos pueden romper tu corazón. Alguien, algo o todo puede romper tu corazón.

Tu corazón es lo más precioso que tienes, y es tu responsabilidad protegerlo. Tu corazón es poderoso porque cree en lo mejor de la gente, tiene fe en un poder superior, confía en el poder de soñar y cree en los valores de amor, bondad e integridad. Tu corazón puede ser fuertemente resistente pero también es increíblemente frágil porque las heridas tardan tiempo en sanar, y algunas nunca cicatrizan completamente.

Al dejar que alguien o algo te rompa el corazón dos veces, tres veces o incluso varias veces, no estás mostrándoles lo empático que eres o cuánto amor tienes que dar. Les estás dejando saber que pueden dictar tu autoestima en sus términos. Les estás dando el mensaje de que estás bien con ser tratado menos de lo que mereces. Al permitirles fácilmente volver a la parte más íntima y más profunda de ti, les estás diciendo que tienes límites pobres, y sus necesidades son más importantes que las tuyas.

No dejes que nadie tenga poder sobre ti.

Guarda ferozmente la fuerza de la vida que late entre las costillas, porque es tu corazón lo que te da energía, es tu corazón lo que guía el camino. El universo está respondiendo constantemente a cómo te sientes dentro, y dando permiso a la vida para tratarte mal, estás mostrando al universo que no valoras tu corazón.

Si tu corazón está exhausto de ser traicionado, si está cansado de dar oportunidades, si está cansado de demostrarse al mundo, si está abrumado por el amor que ha sido drenado, entonces tu corazón dejará de confiar en ti para tener que preocuparse por ello.

Si no confías en ti mismo, perderás respeto por ti mismo, y si pierdes respeto por ti mismo, nunca te amarás a ti mismo.

No inviertas tu valioso tiempo y recursos en perdonar a la gente y las circunstancias que te han roto. Invierte en la fijación de ti mismo. Invierte en reconstruirte a ti mismo de nuevo, de modo que no te dañen de nuevo. Invierte en aprender a amar a las personas adecuadas, cómo ir tras las cosas buenas, cómo fortalecer tu amor propio. Es tu elección nutrir el jardín de tu corazón sacando las espinas destructivas y las malas hierbas y plantando semillas frescas de esperanza y coraje.

Nunca encontrarás la curación a manos de quien o lo que te rompió. Nunca encontrarás curación a manos de otra persona que no sea tu propio yo. Toma responsabilidad por su propia curación, porque eres el único que puede hacerlo.

Si haces esto, entonces dejarás de esperar para ser salvado, y lentamente construirás tu propia autoestima. Si haces esto, dejarás de ser una víctima pasiva y empezarás a ser un participante activo en tu propia vida.

No seas ingenuo y negligente con tu propio corazón. Nunca dejes que alguien rompa tu corazón más de una vez, y deja de romper tu propio corazón.


http://amosermujer.life

LA SALUD ES COHERENCIA ENTRE LO QUE PIENSO, LO QUE SIENTO Y LO QUE HAGO.



Si una mujer ha tenido hijos de un hombre del que no estaba enamorada, tal vez una nieta no pueda quedar embarazada aunque ella y su pareja estén sanos. Si a una persona le dieron una medicina de manera equivocada y falleció, es posible que algún descendiente sea alérgico a esa medicación. Con estos ejemplos, el psicólogo español Enric Corbera, asesor en BioNeuroEmoción (BNE), ilustra de qué manera la historia familiar y las emociones inducen comportamientos y también la aparición de enfermedades.

La clave para curarse, sostiene, es llegar a la emoción oculta que genera el conflicto y desencadena la enfermedad o la desarmonía. En ese momento, asegura, se produce la toma deconciencia y con ella, la sanación. Sin embargo, aclara que la BNE no es una terapia, sino un método de consulta para que la persona pueda encontrar un equilibrio en su vida. Desde esta mirada, la salud se entiende como la coherencia entre lo que se siente, lo que se piensa y lo que se hace.
Conciencia para sanar

Corbera ha sido conocido por muchos a través de sus videos en YouTube y también de sus publicaciones. En un primer momento se abocó a la Biodescodificación, centrada en la relación entre los códigos que están en el inconsciente y la Biología, pero luego viró hacia la BioNeuroEmoción, para vincular Biología, Neurología y Emociones. Además, parte de una visión cuántica de la vida, según la cual todo lo que rodea a una persona ha sido atraído por programas inconscientes.



El método parte de un diagnóstico, ya sea un síntoma físico o un aspecto social (la persona no logra conservar un trabajo, fracasan sus negocios o no puede formar una pareja). A partir de eso, se trata de llevar al consultante a la situación activadora -olores, temperatura, con quién está, cuál es la crisis en ese momento- que genera que el incidente se repita.

Enric Corbera explica que, una vez que se identifica esa situación activadora, se buscan la historia oculta y la emoción reprimida. Pero también se indaga en el árbol genealógico “dónde está esa información que está resonando en la persona”, es decir, el antepasado a quien le ocurrió algo similar o vinculado. Sobre esto, hace hincapié en los secretos familiares, como las violencias o los embarazos no deseados. De todos modos, aclara que no todos viven las mismas historias del mismo modo y que detrás de un diagnóstico idéntico puede haber conflictos muy variables.

Cuando la persona toma conciencia de la resonancia en su árbol genealógico, del programa que subyace a su modo de actuar, se sana. Pero Corbera resalta que “tomar conciencia no es entender”, sino algo así como una “caída de ficha”, lo que genera una nueva conexión neuronal. Y luego resta la parte fundamental: llevar a la práctica ese cambio. Se trata en definitiva de cambiar las creencias irracionales y limitantes que impiden llegar a esa coherencia entre el cerebro y el corazón, entre “lo que yo pienso, lo que yo siento y lo que yo hago”.

El método apunta, precisamente, a que las personas entiendan el poder que tienen para cambiar su propia vida. Pese a eso, lejos de desestimar la medicina tradicional, indica que en el momento de reparación suele producirse una agudización del síntoma físico, que hace necesaria la utilización de medicamentos por un tiempo, hasta que sana.

Estamos todo el tiempo creando nuestra propia realidad. Lo triste es que no la estamos creando despiertos, sino dormidos. Estamos proyectando nuestros programas. Y lo sabemos porque se nos están repitiendo las historias una y otra vez. Sobre este punto, resalta que el inconsciente regula 95% de la existencia y que la capacidad de libre albedrío oscila entre 3 y 5%. Como llegan a esa historia que subyace, sostiene, enseñan a las personas “a cambiar su forma de ver y entender la vida. Y eso es muy poderos”.


-Sandra Conte/Diario Los Andes-
https://consejosdelconejo.com


Mantras Para Recuperar el animo y la Energía de ser Feliz




La vida supone pasar por buenas y por malas rachas. Pero, los malos momentos a veces parecen eternos… Y precisamente en ese sentido es que hoy queremos ayudarte con algunas ideas que te pueden permitir salir del bache en el que te encuentras sea por el motivo que sea.

Si ahora mismo no estás en tu mejor momento, toma nota de estos mantras para recuperar el ánimo y la energía.

1. “El dolor que siento tiene una razón de ser”

Sentir dolor es una de las características humanas. Si no lo hicieses, no podrías apreciar todo lo bueno que tiene la vida, ni tampoco aprenderías lo difícil que son a veces las cosas, y lo fuerte que debes ser. El dolor tiene una razón de ser: descubrirla, o aprender a convivir con ella es algo que te llevará tiempo, pero debes convencerte de que tarde o temprano lo lograrás.

2. “El miedo es una buena razón para empezar a amar”

Sentir miedo es algo habitual: miedo a lo que no conoces. Miedo a ser lastimada. Miedo a equivocarte. Sin embargo, detrás del miedo hay ilusión, hay ganas, y todo esto puede indicarte que aquello por lo que luchas, que te hace sentirte tan asustada, puede ser algo que realmente valga la pena. Así que, ¡adelante! Que el miedo no te siga manteniendo paralizado ni te haga sentir mal.

3. “Cuando limpio mis pensamientos, limpio también mi vida”

A veces es necesario pasar un tiempo a solas, sin nadie más para entender por qué te afecta de ese modo este mal momento. Entenderte a ti mismo es importante para superarlo. Y una vez superes ese dolor y limpies tus pensamientos más tóxicos, estarás también preparado para mejorar tu vida. Deshacerte de lo malo de tu cabeza es enfrentar la vida con una perspectiva más positiva.

4. “No debo luchar contra el dolor, debo asumirlo”

Luchar contra el dolor es algo realmente peligroso. De hecho, concentrarte en no experimentarlo solo te hará sentir peor. ¿Qué debes hacer entonces en esos malos momentos? Simple. Dejar que pase. Has de sentir ese mal trago y has de experimentarlo. Una vez que haya pasado, sin darle mayor importancia, estarás preparado para poder avanzar y estar mejor que ahora.

5. “Soy único, valgo la pena y decido ser feliz”


Cuando pasas por un momento de debilidad, es probable que te sientas realmente pequeño, que no vales nada. Debes convencerte de todo lo bueno que has hecho, de lo que has logrado, y de las características que te hacen especial. Porque no hay duda de que lo eres. Si no te lo crees hoy, repítelo mañana, y así hasta que logres el efecto que estás buscando. 


¡Funciona de verdad!http://profesoragrahasta.com


Sentires del Alma… Parejas/Desparejas: Mitos, tradiciones y falsas creencias. Por Ashamel Lemagsa.



Amados…

En la historia de la Humanidad, las tradiciones, creencias y los mitos nos marcaron a la hora de elegir nuestra pareja…



“Para toda la vida…

Amor Eterno…

Mi media naranja…

Jamás te dejaré…

No cambiaré…

Seguiremos juntos en las buenas y el las malas…

El destino nos unió…

El uno para el otro…”



Estas son algunas de las creencias, que se trata de seguir manteniendo activas y en vigencia, pero lentamente a través de la evolución espiritual y del despertar de consciencia… caen, por su propio peso.



Nada es fijo, quieto, impeturbable, el cosmos se mueve, el ser humano, crece, se desarrolla, envejece y muere, aunque su Alma sea Eterna.

La vida misma es un ciclo de evolución constante, que se modifica con el devenir de los años.

El amor es eterno, incondicional, ilimitado, pero nuestra vida en Tercera Dimensión es…limitada y con ella todas nuestras relaciones interpersonales, sean de familia, amigos incluido la pareja o matrimonio.

Lo ideal sería que el amor incondicional sea el hilo conductor de todo y todos, pero no es tan así, la realidad canta otra historia muy distinta, de la que algunos han querido imponernos o contarnos como lo ideal a seguir.

Todos somos “Piezas de un Tablero Divino Universal”.

Cada “pieza de ese rompecabezas Divino, es perfecta, distinta a las demás, ninguna es igual o idéntica, tampoco se debe buscar desesperadamente su “complemento” para sentirse… Completo/a (Mito de la “Media Naranja”)

La realidad…

El Ser Humano no fue formado ni desde la familia, ni mucho menos desde las Instituciones Escolares para ser Unidad en Sí Mismo.

Se nos inculcó que nuestra pareja, debía tener nuestros ideales, virtudes y en lo posible un status económico social, similar, para lograr formalizar un matrimonio bien constituido.

Los ricos con los ricos, los que pertenecen a la clase media con aspiraciones para ascender, los seguidores de las tradiciones familiares ancestrales y así seguiría con una larga lista de supuestas coincidencias.

Entonces…

En que cajón olvidado de nuestra memoria sideral, dejamos al Amor incondicional???

Ese amor que no sabe de diferencias, ni busca similitudes????

Solo sabe de amar incondicionalmente…

A la hora de elegir pareja las reglas, aunque se diga que la liberación y la modernidad están disolviendo dichas reglas, aún perduran, pues están presente en nuestro inconsciente y son las que dirigen nuestras elecciones.

Fuimos formados a través de la creencia que tenemos un vacío interior, el cual para llenarlo, se debía encontrar la parte que nos complementara, cuando en realidad nosotros somos completos, distintos, únicos e irremplazables.

Desde la niñez, se nos insistió lo que no éramos, lo que no sabíamos, lo que debíamos alcanzar a través de mucho sacrificio!!



Les pregunto…

En qué momento se nos informó lo que si sabíamos, lo valiosos que eran nuestros conocimientos o predisposiciones innatas, lo completos que éramos???



En escasas situaciones nuestros progenitores nos despertaron a las increíbles habilidades y capacidades que teníamos por sobre aquellos temas que nos costaba aprender o ser.

Siempre predominó lo que no sabíamos por sobre las capacidades que poseíamos y debíamos profundizar.



No fuimos formados en la integración interior, a completarnos a nosotros mismos desde nuestras capacidades innatas y el desarrollo de nuevas habilidades que se integrarían a las ya existentes.



Se nos inculcó que éramos incompletos, por lo que no lográbamos llegar a Ser, pero se nos alentó a buscar lo que nos completaría a través de otros o de nuestra pareja. De esta manera la “Media Naranja” es la mitad complementaria de nuestros Ser incompleto, según las creencias populares ancestrales.



En realidad nadie tiene que completar a nadie, pues somos los que somos, completos, bellos y Divinos.

Piezas mágicas del Tablero Divino, Creación de Dios.

Así se formalizan “parejas desparejas”, con la creencia que se complementan, cuando en realidad conviven enfrentándose mutuamente, pues cada uno le indica al otro lo que no es, por sobre de lo que sí es.

Nacen los matrimonios donde ninguna parte trata de comprender al otro, simplemente se comparan quien gana más dinero, quien sabe más, que habilidades posee una de las partes, que "justamente", el otro no tiene.

Jamás nos explicaron cómo convivir con el otro a pesar de las diferencias que pueda tener con nosotros, pues lo distinto del otro es particular para él, y no lo es para nosotros.


Somos todos distintos, pero al ser conscientes de ello, debe renacer en nosotros el respeto y la valoración de lo que somos, sin caer en la vanidad o el egocentrismo.

No necesitamos encontrar la “otra mitad” para sentirnos completos, pues ya lo somos desde nuestro origen Divino.

Somos completos, con nuestras Luces y nuestras Sombras, nuestros aprendizajes adquiridos y los por adquirir, que llegaran a integrarse en nuestro Ser cuando el conocimiento se transforme en Sabiduría.


No es mejor el que más sabe, sino aquel que mejor sabe aplicarlo en la vida cotidiana.

Las parejas, son “desparejas” y es normal que así sea, el tema sería que cada integrante se haga consciente de aquello que debe desarrollar por sí mismo y no por obra y gracia del esfuerzo diario del otro, que intenta modificarlo.

Tú puedes ser habilidoso en la comunicación empática, mientras que tu pareja, quizás, debe desarrollar esa habilidad o no la necesite en esta vida, pues debe centrar sus esfuerzos en buscar las respuestas en su interior, para lo cual la introspección, el silencio y los momentos de reflexión profunda, lo hacen aislarse de los demás, inclusive de su propia pareja.

Cuando comprendemos que convivir con nuestra pareja no implica necesariamente modificarla, para que se “empareje” con nosotros, pues en realidad somos nosotros los que debemos integrarnos en nuestro interior, equilibrar nuestras energías luminosas y oscuras, Ser Unidad en nosotros mismos!!!!

¿Cómo lograrlo?

Cuando salta la ira, sanarla con paciencia y compasión.

Cuando los celos nos acosan, soltarlos con auto confianza, sabiendo que el otro estará a nuestro lado, el tiempo justo y necesario y la fidelidad nace de nuestra certeza interior que nuestra pareja se mantiene a nuestro lado por amor y con amor se construye cada día un proyecto de vida que se comparte, pero nunca seremos ni somos el “dueño” de la vida del otro, pues somos responsables de nuestro actos, sentimientos y pensamientos, pero jamás de lo que el otro es y siente.



Dios, a su Creación le otorgó el Libre Albedrío, y el Ser Humano en su afán de estar acompañado, busca dominar al otro, limitando su libertad tanto exterior como interior, a través de los celos, la culpa, la desconfianza, la violencia verbal, emocional y hasta en el pensamiento, siendo el resultado final de estas actitudes, la inevitable separación del matrimonio.

Nadie puede mantenerse a nuestro lado, por mucho tiempo y con “amor”, si nosotros vivimos con una actitud de desconfianza, celos, rencor, envidia o competencia hacia el otro, los resultados son siempre nefastos, pues el otro se puede hartar y haciendo uso de su libre albedrío buscar otro sendero de vida, donde se le respete su libertad de Ser y crear otra realidad o bien puede transformarse en otro dominador, viviendo cada día como un reflejo de batallas interiores que proyecta en el otro y viceversa, cada uno buscará la manera de dominar del territorio del otro.

Entonces…

¿Cómo Ser, en Pareja?

En primer término debemos sentirnos completos nosotros mismos, comprendiendo que somos Seres en evolución que a través de las experiencias en el fluir de la vida misma, iremos adquiriendo aquello que nos falta adquirir, como por ejemplo: paciencia, hábitos saludables, la comprensión en la adversidad y en la alegría, la paz interior a pesar del “caos” externo.

Cuando aceptamos nuestro estado completo, perfecto y dinámico, entonces estamos dispuestos a aceptar al otro como es realmente, sin intentar cambiarlo, pues sabemos por nuestra propia experiencia, que se irá modificando por sí mismo.

Finalmente decidimos compartir con el otro un proyecto de vida en común, lo que implicará compartir ideas, sentimientos, situaciones, sabiendo que el otro es un Ser independiente a nosotros que nos une el amor y el respeto, pero puede en algún momento, ejerciendo su libre albedrío, cambiar su forma de amar, sentir o crear la realidad cotidiana.

Cuando respetamos nuestra libertad interior, sabemos respetar la del otro y la vida en común, es un compartir, sin dominar, sin manipular, es AMAR!!!!

Finalmente…

Me amo como Soy, con mis luces y a pesar de mis sombras a iluminar…

Te amo como eres, no como quiero que seas, pues te respeto tanto como me respeto a mí misma.

Te amo porque entre ambos decidimos compartir la vida, fluir en ella libremente, desde el amor sincero.

Te amo… no sabemos cuánto tiempo, ni que sucederá más allá de nuestros propios sentires, pues la vida se construye Hoy y el mañana será un hoy con los cambios propios de la vida en evolución.

Ni Yo soy tú, ni Tú eres Yo…

Ambos somos Unidad en nosotros mismos desde el Amor,

Ambos sentimos nuestras Almas unidas por el Amor a la vida Plena.

Así es y Será.



Los Amo!!!

Con Amor Ashamel Lemagsa.